Lesiones deportivas en Mesquite, TX

Servicios 13 ( Ver todos )

Rodilla de corredor

La rodilla del corredor es la lesión de rodilla más común que afecta a los corredores, ciclistas, jugadores de tenis, fútbol, ​​fútbol americano, baloncesto y voleibol. La rodilla del corredor se produce después de un desgarro o daño por desgaste prolongado y deteriora el tendón justo debajo de la rótula. Sin embargo, esta lesión no solo se encuentra en los atletas. Aquí hay algunas cosas que pueden causar la rodilla de un corredor:

  • Uso excesivo: Si realiza muchos ejercicios repetitivos de flexión o de alto estrés, como caminar, andar en bicicleta o saltar, es posible que esté irritando la articulación de la rodilla.
  • Golpe directo: Si ha recibido un golpe en la rodilla, como una caída o un golpe, puede resultar en la rodilla de un corredor.
  • Desalineación: Si alguno de sus huesos desde las caderas hasta los tobillos está fuera de la posición correcta, incluida la rótula, eso puede ejercer demasiada presión en ciertos puntos de la articulación de la rodilla.
  • Problemas con los pies: Cuando tiene arcos caídos (pies planos), pronación excesiva o pies hipermóviles (lo que significa que las articulaciones de los pies y alrededor de ellos se mueven más de lo debido), esto puede cambiar la forma en que camina, lo que puede causar dolor.
  • Músculos del muslo débiles: Los músculos del cuádricep en la parte delantera de los muslos mantienen la rótula en su lugar cuando dobla o estira la articulación. Si están débiles, es posible que la rótula no se quede en el lugar correcto.

Rasgado del manguito rotador

Hay cuatro músculos del manguito rotador en la región del hombro. Un desgarro en el manguito rotador afecta los tendones de uno o varios músculos del manguito rotador. Causa daño, dolor adolorido, entumecimiento, hormigueo y dolor punzante en el área del hombro, generalmente cuando se levanta el brazo por encima de la cabeza.

Lesiones de los isquiotibiales

Los isquiotibiales son los músculos de la parte posterior del muslo que doblan la rodilla y enderezan la cadera. Las lesiones de los isquiotibiales suelen afectar a los atletas que corren o realizan movimientos de alto impacto. Los isquiotibiales son propensos a tensiones, tirones, desgarros y roturas musculares graves. Sin embargo, la mayoría de las lesiones de tendones y músculos isquiotibiales se curan sin cirugía. Puede reducir el riesgo de estas lesiones con un programa de estiramiento regular y ejercicios simples.

  • Cepa de grado 1: Las lesiones de grado I tienden a ser leves en el sentido de que tienden a curarse completamente con solo un agravamiento menor para los lesionados.
  • Cepa de grado 2: Desgarro parcial.
  • Cepa de grado 3: Desgarro o rotura completa.

Conmoción cerebral

Las conmociones cerebrales son el resultado de un traumatismo craneoencefálico grave, tan grave que el cerebro vibra en el cráneo. Una conmoción cerebral ocurre con mayor frecuencia por un golpe en la cabeza durante los deportes de contacto (es decir, fútbol o hockey) y causa desorientación, problemas de visión, dolores de cabeza, mareos, pérdida de memoria y náuseas.

Los síntomas obvios de una conmoción cerebral son desmayarse o perder el conocimiento. Sin embargo, identificar una conmoción cerebral no siempre es fácil porque cada persona es diferente. Comuníquese con un profesional médico para realizar un examen de inmediato. Las resonancias magnéticas de cabeza / cerebro y las tomografías computarizadas son útiles para detectar si hay sangrado o hematomas en el cerebro.

Lesiones ACL

Las lesiones del ligamento cruzado anterior, también conocido como ligamento cruzado anterior (LCA), son otra lesión que resulta de los deportes con cambios de dirección rápidos, desaceleración al correr o aterrizaje de un salto. Su LCA es uno de los cuatro ligamentos de la rodilla que une el hueso de la parte superior de la pierna con el hueso de la parte inferior de la pierna. Caerse de una escalera o perder un escalón en una escalera son otras causas probables.

Los síntomas de una lesión aguda del LCA incluyen:

  • Sentir u oír un chasquido en la rodilla en el momento de la lesión.
  • Dolor en la parte externa y posterior de la rodilla.
  • La hinchazón de la rodilla dentro de las primeras horas de la lesión suele ser un signo de sangrado dentro de la articulación de la rodilla.
  • Movimiento limitado de la rodilla debido a dolor, hinchazón o ambos
  • La rodilla se siente inestable, se dobla o cede

Prevención de lesiones del ligamento cruzado anterior:

  • Estire y fortalezca los músculos de las piernas, especialmente los músculos delanteros y traseros del muslo (cuádriceps e isquiotibiales)
  • Evite el uso de zapatos con tacos en los deportes de contacto.
  • Evite usar zapatos de tacón alto
  • Evite los deportes que impliquen mucha torsión y contacto

Tendinitis de Aquiles

La tendinitis de Aquiles ocurre cuando el tendón de la parte posterior del tobillo sufre una tensión repetitiva. El tendón de Aquiles es la banda de tejido que conecta los músculos de la pantorrilla en la parte posterior de la parte inferior de la pierna con el hueso del talón. Es otra lesión común para los deportes de correr y saltar, que deja el tendón tan dolorosamente inflamado que correr y apoyarse en la pierna afectada es casi imposible.

El dolor asociado con la tendinitis de Aquiles generalmente comienza como un dolor leve en la parte posterior de la pierna o por encima del talón después de correr u otra actividad deportiva. Pueden ocurrir episodios de dolor más severo después de correr, subir escaleras o correr durante mucho tiempo. También puede experimentar sensibilidad o rigidez, especialmente por la mañana, que generalmente mejora con una actividad leve.

Si experimenta un dolor persistente alrededor del tendón de Aquiles, llame a su médico. Busque atención médica inmediata si el dolor o la discapacidad son graves. Es posible que tenga un tendón de Aquiles desgarrado (roto).

Codo de tenis y golf

Las lesiones de codo son particularmente comunes en los deportes que abusan del área (es decir, tenis o golf). Ocurren con la degeneración gradual del tendón del epicóndilo del codo debido a movimientos, como golpes repetidos de golf o golpes de revés de tenis, lo que provoca un dolor inflamatorio en ambos lados del codo (el exterior para los jugadores de tenis y el interior para los golfistas).

Un médico quiropráctico y un fisioterapeuta pueden enseñarle ejercicios para estirar y fortalecer gradualmente sus músculos, especialmente los músculos del antebrazo. Los ejercicios excéntricos, que implican bajar la muñeca muy lentamente después de levantarla, son particularmente útiles. Una correa para el antebrazo o un aparato ortopédico pueden reducir la tensión sobre el tejido lesionado, lo cual es útil.

Fascitis plantar

La fascitis plantar ocurre cuando la fascia plantar, el tejido conectivo de la planta del pie y la parte inferior del talón, se inflama de manera dolorosa. Por lo general, sabrá que lo tiene por los dolores punzantes que golpean la planta del pie tan pronto como da su primera carrera o pasos después de un período de inactividad. La tensión repetida puede causar pequeños desgarros en el ligamento. Estos pueden provocar dolor e hinchazón. Las radiografías también son útiles para determinar si existen posibles fracturas por estrés en el pie.

Posibles causas:

  • Sus pies ruedan demasiado hacia adentro cuando camina.
  • Tienes arcos altos o pies planos.
  • Camina, se pone de pie o corre durante largos períodos de tiempo, especialmente en superficies duras.
  • Tienes sobrepeso.
  • Usas zapatos que no te quedan bien o están gastados.
  • Tiene tensos en los tendones de Aquiles o en los músculos de la pantorrilla.

Posibles opciones de tratamiento:

  • Deje que sus pies descansen y reduzca las actividades que hacen que le duela el pie.
  • Colocarse hielo en el talón para reducir el dolor y la hinchazón.
  • Los quiroprácticos pueden recomendar una variedad de ejercicios y estiramientos (es decir, estiramientos de dedos de los pies, estiramientos de pantorrillas y estiramientos de toallas).
  • Consiga un nuevo par de zapatos. Elija zapatos con buen soporte para el arco y suela acolchada. Úselos en ambos zapatos, incluso si solo le duele un pie.

Ingle distendida

Una ingle distendida se produce cuando los músculos ubicados en la parte superior del muslo se estiran demasiado, dejando el área hinchada y amoratada. Dado que los músculos aductores unen las piernas, corre el riesgo de sufrir una distensión en la ingle en los deportes en los que hace paradas y arranques repentinos mientras corre con cambios de dirección opuestos, como baloncesto, fútbol, ​​hockey y tenis. Los ejercicios y estiramientos específicos ayudan en la recuperación de una ingle distendida.

El dolor en la ingle que no es causado por una lesión en la ingle puede provenir de otras partes del cuerpo. A esto se le llama dolor irradiado o referido. Los músculos, ligamentos o tendones tirados de la pierna pueden causar síntomas en la ingle. Es importante buscar otras causas de dolor en la ingle cuando no ha tenido una lesión. Los ajustes quiroprácticos de rutina de toda la columna son útiles para mantener huesos, músculos, ligamentos y tendones sanos. Todos están conectados entre sí, lo que permite que el cuerpo se mueva correctamente.

Procedimientos relacionados

* Los resultados individuales no están garantizados y pueden variar de persona a persona. Las imágenes pueden contener modelos.